top of page
Tomar conciencia
Acción
Inspirar
Impulsar

Mucho o menos




Llevo años trabajando con equipos comerciales. Ayudándolos a mejorar su gestión diaria, incorporando herramientas y nuevas ideas. Avanzando constantemente con objeto de aportar cada día más valor.

Hace unos días y a raíz de una formación, tomé de nuevo conciencia de la importancia de enfocar en lo importante.

Como formador entiendo que a veces, caes en el error de querer aportar mucho, mientras más mejor, de llenar a la otra parte de ideas y recursos. En cambio, cada día más, la experiencia me dicta que el cúmulo de información no es sinónimo de éxito. Y en ocasiones, incluso lo contrario.

Como aprendiz y en la puesta en práctica, querer estar atento a tantos aprendizajes, tantos detalles, a veces te hace menos eficaz ¿Te ha pasado alguna vez?

Comparto contigo un ejemplo que me parece muy clarificador.

El comercial habitualmente ante una objeción intenta aceptarla (aunque sea a veces a regañadientes) y a la vez busca cómo darle la vuelta para “convencer” al otro de las bondades de su producto o servicio. ¿te suena?

Desde esta visión, entiendo que con frecuencia cuando el otro objeta daña a nuestro corazoncito. Vivimos esta situación como una barrera y buscamos traspasarla con las ventajas que desde nuestro lugar le reportaría al otro.

Esto genera justificaciones, argumentos en muchos casos sin sentido o no alineados a lo que está pensando al cliente. Y aquí está una de las claves. ¿ Qué está pensando el otro al poner tal objeción?, dado que la objeción en muchos casos es una duda camuflada y poco clara.

Si mi forma de interpretar la objeción es otra y la entiendo como una oportunidad para profundizar en la mente de mi cliente, todo cambia. Si busco “conocer” mejor y ahondar sobre lo que el otro me dice, probablemente mejorará y mucho la interacción con la otra parte:

- que se sentirá escuchada

- percibirá que es importante para ti que quieres saber más

- podrás “convencer” cuando llegue el caso con más datos y más reales: ajustados al pensar de tu cliente

Con esto me gustaría resumir que lo importante ante las objeciones, más que miles de técnicas para trabajarlas, es percibirlas y aceptarlas como una oportunidad y no una barrera. Lo que te llevará a conocer versus y antes que convencer. Y que esto es lo realmente importante al rebatir una objeción.

¿Qué opinas? Me encantará conocer tu visión al respecto

Deseando leerte!

27 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page
http://a132645.hostedsitemap.com