Tomar conciencia
Inspirar
Impulsar

Buscar y encontrar

Actualizado: 2 de oct de 2018




Hoy voy a compartir contigo qué diferencias aprecio entre


“buscar” y “encontrar"


Recientemente en una sesión de Coaching, percibí como mi cliente vivía en la búsqueda y de qué forma esto le estaba influyendo en su resultado. Trabajar con ella esta diferencia le hizo reflexionar con otra visión, generando otro resultado.


Esta es una distinción que me está persiguiendo últimamente.

Y te preguntaras, ¿qué es una distinción? Pues te explico.


Como sabes, el lenguaje con mayor o menor precisión describe la realidad. Profundizar y conocer las diferencias entre cuestiones, que parecen similares, nos abre a nuevas opciones, a la hora de relacionarnos con la realidad.


Pues aquí va esta reflexión.


Decirte que es una opinión. Desde mi punto de vista “no hay verdades absolutas “. Y por tanto ni buena, ni mala, es solo una nueva forma de mirar. Una idea sobre la que profundizar y complementar.


¿Buscar, encontrar? ¿Qué diferencias aprecias? Te sugiero te preguntes esto y por supuesto, también te respondas. ¿Qué ves en estas dos ideas complementarias o diferentes?

Y después de tu análisis, si quieres seguir leyendo, te expongo el mío.


Si buscas algo, entiendo que será algo concreto, con unas cualidades o condiciones específicas: busco un tipo de trabajo en concreto, un pantalón de determinado color. Por lo tanto buscar siempre está condicionado por mí, mis gustos, preferencias o cualidades. Parte de mí.


En cambio cuando “encuentro” puede ser consecuencia de haber buscado o no. Es decir, puedo encontrar sin buscar. Puede ser acorde a lo que buscaba o no. De alguna forma el campo de acción de encontrar es más amplio.


Cuando busco es porque algo falta, necesito de algo. Cuando encuentro es algo que aparece en tu camino, porque lo buscabas o no. Buscar es el inicio, el principio. Encontrar puede ser el resultado o solo una parte del proceso.


Cuando busco hay ilusión, interés por encontrar eso que busco. Alegría y satisfacción al encontrarlo. Y también frustración cuando no lo encuentro. A no ser que trabaje sobre ello, mis expectativas y que no siempre se cumplen.


Cuando encuentro ¿Qué emoción se genera? Habitualmente es positiva, de agrado, por encontrar lo buscado. Y de sorpresa, si ha surgido sin búsqueda. Quizás no lo esperabas.

Cuando buscas tú, pones toda la energía en ello. La búsqueda depende de ti y también los condicionados de tu búsqueda, lo que a veces, si es muy rígido, puede dificultarla y limitarla.

Encontrar, cuando yo no he participado, y no es consecuencia de mi búsqueda, parece que depende de fuera, del exterior. Parece un regalo del mundo.


Se busca lo conocido. Se encuentra lo desconocido.
Cuando buscas estás en la acción, en movimiento Cuando encuentras estas en la espera.
Y de pronto llega, fluye.

La búsqueda sin encontrar genera ansiedad, dudas…. ¿Quizás el concretar tanto la búsqueda es lo que nos limita en el encuentro?


Si estoy en encontrar estoy receptivo, en apertura. Si busco acotando posibilidades, estoy cerrando opciones.


Analiza ¿Qué te aporta cada una de estas ideas: buscar, encontrar? Si tuvieras que elegir una de ellas ¿cuál elegirías?


Desde mi punto de vista hay momentos para buscar y otros para encontrar. La idea o el objetivo de esta reflexión es que analices dónde estás y qué te está aportando cada uno de ellos.

Me encantará contar con tus reflexiones y aportaciones. ¿Me cuentas?


#Coaching


0 vistas
  • Icono social LinkedIn
  • Icono social Twitter
  • Icono social de YouTube

Training Consult S. L.

Pº de Santa María de la Cabeza 17, 2º A

28045 Madrid. España

915 391 810

606 444 592

lolaml@trainingconsult.net

http://a132645.hostedsitemap.com